Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

10.21.2009

La felicidad


La felicidad es un estado emocional transitorio, si no fuera así no podríamos apreciar la diferencia entre estar bien y estar mal. Ser feliz es una necesidad psicológica del ser humano.

La percepción de la felicidad, si no hay causas de origen biológico o social, es subjetiva. Esta subjetividad hay que buscarla en la interpretación personal de los mensajes recibidos. La interpretación de las percepciones depende de factores educativos, biológicos, personales, etc. Esto origina que unas mismas causas cómo las de carácter social, económico y laboral afecten y sean percibidas por cada uno de distinta manera.

A la mayoría de las personas cuando se les pregunta, qué es lo que más desean, responden: "ser felices". Y a la siguiente pregunta de cómo pueden serlo, responden: que comprando tal o cual cosa, viajando, etc., casi siempre respuestas de carácter consumista o superficial. En un principio, pocas personas relacionan la felicidad con la vida emocional, a no ser que tengan algún problema de esta índole.

La felicidad no se obtiene consiguiendo cualquier capricho, creándose necesidades superfluas, o actuando guiado por impulsos sin prever las consecuencias, la felicidad se obtiene principalmente teniendo una actitud guiada por la razón, viviendo de acuerdo a la realidad, eligiendo unas metas acordes a las posibilidades de cada uno, teniendo una actitud mental positiva y un conocimiento profundo de quiénes somos y de nuestras debilidades. Cuando se es capaz de vivir conforme a todo lo anteriormente expuesto, la persona estará satisfecha y segura de sus acciones sin envidiar nada ni a nadie, logrando una estabilidad emocional y consiguiendo ser feliz.

Para el filósofo Séneca, la felicidad existe cuando hay un equilibrio entre la razón y las circunstancias que envuelven al individuo. Para la adaptación a las circunstancias se utilizan los elementos positivos de la vida sin tener ninguna tensión por buscar el placer. Se han de comprender las frustraciones y aprender a superarlas, de esta manera se consigue tranquilidad, maduración y equilibrio.

La conducta del ser humano va casi siempre dirigida a la búsqueda del placer. En la sociedad actual el placer, por la presión externa consumista tan fuerte que existe, va unido al materialismo y a conductas sociales superficiales, provocando, sino se puede obtener lo deseado frustraciones, mal humor, baja autoestima, etc. Y otras veces para poderlo conseguir provoca: estrés, depresión, angustia,... A menudo, la felicidad no se entiende desde otras perspectivas ya que requiere, debido a estas influencias externas, de un aprendizaje voluntario y consciente, de una comprensión y valoración de la situación, en definitiva, de un esfuerzo que debido a las circunstancias socioculturales actuales, no todas las personas están dispuestas a realizar.

Según comenta el psiquiatra Enrique Rojas en el libro titulado ¿Quién eres? de la personalidad a la autoestima, cuando se refiere sobre la felicidad expone "...A medida que vamos descubriendo la complejidad de la existencia nos damos cuenta de que la felicidad no depende de la realidad, sino de la interpretación de la realidad que uno hace. Nuestra travesía personal no puede ser como un barco sin rumbo, por eso es importante saber lo que uno quiere y persigue..."

El científico José M.R. Delgado en el libro titulado La felicidad comenta que la sensación de felicidad debe de estar relacionada con la existencia de códigos intracerebrales que pueden ser inducidos o facilitados por estímulos psicofarmacológicos, eléctricos, químicos y, lo que es más importante, por procedimientos psicológicos sensoriales que incluyen la psicoterapia, las técnicas de relajación mental y las de meditación.
El mismo autor explica que hay dos orientaciones para definir la felicidad:

1. La de carácter espiritual. (Es una cualidad, un estado funcional, elude explicaciones materialistas).
2. La de orientación. (Interés por la investigación del cerebro y la conducta).

Una persona equilibrada habrá sabido encontrar la felicidad según sus proyectos y aspiraciones tanto a nivel personal como profesional. Cuando se alcanza la coherencia con uno mismo se logra la felicidad.

La mejor manera de ser infeliz es pretender ser feliz eternamente.


Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.