Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

10.22.2009

Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad.Orientaciones para los padres

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad se caracteriza por un patrón persistente de comportamientos problemáticos que reflejan desatención y desinhibición conductual (impulsividad e hiperactividad). La sintomatología interfiere con el funcionamiento del paciente en los ambientes en que se desenvuelve: en casa, en la escuela, en el trabajo... Las personas que lo padecen presentan trastornos emocionales como sentimientos de culpa, inseguridad, baja autoestima, inutilidad, y ansiedad. Esto se debe a que con frecuencia, tanto en el ámbito familiar como en el profesional han sido incomprendidas, se han sentido muy solas e incluso pueden haber sido etiquetadas de “pasotas”, “perezosas o personas “sin capacidad”.

En la actualidad el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad está aceptado como un trastorno crónico, dejando de ser patrimonio de la infancia y de la adolescencia, ya que persistirá con mayor o menor severidad, en algunos casos, a lo largo de la vida de quienes lo padecen.

Es complejo diagnosticar antes de los 6 años de edad el TDAH ya que los síntomas coinciden con conductas propias de la edad del niño y porque hay la posibilidad de que existan trastornos comórbidos. Es difícil encontrar instrumentos que evalúen el TDAH debido a que el trastorno ha pasado por numerosos cambios en cuanto a su conceptualización y definición.

Los padres ejercen una gran influencia en los comportamientos de los niños. Se ha comprobado que una serie de medidas de funcionamiento familiar son favorables a la hiperactividad como:

- Estrategias de crianza pobres.
- Utilización de métodos de disciplina agresiva.
- Sentimientos negativos de los padres hacia los hijos.
- Razonamiento, control y refuerzos positivos escasos.

Ámbitos de influencia del TDAH

En relación a la familia
- Los padres sienten mucho estrés.
- Creen que son incapaces de manejar a su hijo.
- Creen que podrían ser mejores padres.
- Perciben que ejercen una influencia negativa sobre la familia.
- El hijo les produce sentimientos de frustración.

En relación a la pareja
- El hijo con TDAH les ha separado.
- Presentan desacuerdos en su educación.
- Enfrentamientos y riñas de la pareja.

En relación con los hermanos
- El hijo con TDAH incomoda a sus hermanos.
- El hijo con TDAH pierde y rompe juguetes de sus hermanos.
- Los hermanos del niño con TDAH no invitan tanto a sus amigos porque se avergüenzan de su comportamiento.

En lo social
- El comportamiento de su hijo les incomoda públicamente.
- Piensan que han de dar explicaciones sobre la conducta de su hijo.
- No hacen tanta vida social.

En lo económico
- Tienen más gastos con el hijo con TDAH que con los otros hijos.
- Les cuesta más criar al hijo con TDAH.

Los niños con TDAH tienen muy poca autoestima. La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos. La construcción de la autoestima está en relación con la confirmación de los otros. El valor que se asignan así mismo los niños, depende de lo que le valoren a él los miembros más cercanos de la familia. Los primeros años de vida del niño serán básicos para su autoestima. Los niños con TDAH donde sus interacciones sociales son poco exitosas y tienen fracasos escolares, su autoestima se va deteriorando siendo un obstáculo más para su buen desarrollo. Sería de gran ayuda para el niño o adulto con TDAH que la familia potenciara su autoestima.

Orientaciones para los padres

- No poner énfasis a su falta de atención.
- Valorarlo cuando ha hecho algo bien
- Designarle trabajos cortos y que pueda realizar con éxito.
- Establecer rutinas y hábitos.
- Cuando dé alguna orden a su hijo hágalo de forma clara y sencilla manteniendo contacto visual.
- No dar más de una orden a la vez.
- Asegúrese que su hijo ha entendido bien el que ha de hacer. Haga que lo repita.
- Cuando el niño realice un trabajo que requiera atención elimine los factores externos, ya sean visuales o auditivos, que le puedan distraer.
- Elabore las normas de la casa.
- Mantenga las cosas y un estilo de vida lo más ordenado posible. Enséñele a estructurar su vida y su tiempo y a mantener sus cosas ordenadas.
- Organice bien sus trabajos escolares. Es preferible estudiar durante pequeños periodos de tiempo. Pacte un horario y un lugar tranquilo para realizar los trabajos escolares.
- Sería conveniente observar al niño cuando haga los deberes y de este modo cuando ya no estuviera atento preguntarle en qué pensaba y sacarlo del pensamiento razonando.
- No debe utilizar el castigo físico, empeora el problema y favorece la baja autoestima en el niño
- Cuando se ha de castigar al niño hágalo de forma natural y sin discutir con él. Puede castigarlo sin ver la TV o llevarlo a su habitación sin jugar. Unos 10 minutos suelen ser suficientes. Es muy conveniente explicarle al niño tanto al principio como al final del castigo el porqué se le ha castigado.
- No siempre es recomendable reñir al niño. Piense cuando puede ignorar el mal comportamiento.
- El niño responde mejor al reconocimiento y apoyo afectivo que a las continuas llamadas de atención.
- Es muy importante aumentar la autoestima del niño, para incrementarla refuerce las conductas deseables y acentúe lo positivo.


La American Academy of Pediatrics aconseja a los padres que no deberían dejar ver la TV a los niños menores de 2 años para prevenir problemas de atención.

La científica Vivette Glover
ha comprobado que se puede duplicar el riesgo de tener un niño hiperactivo si durante los 3 últimos meses de gestación la madre ha sufrido ansiedad.


Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.