Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

1.07.2011

Sentimiento de Odio


El odio es uno de los sentimientos más destructivos que puede sentir una persona, surge cuando nos sentimos amenazados, engañados y traicionados produciéndonos un gran malestar. En ocasiones se puede odiar puntualmente a personas u objetos y no sentir estos efectos de dolor. El odio puede ser inducido a través de la manipulación psicológica.

Quien siente odio ansía evitar, destruir o hacer desaparecer aquello que odia. Este sentimiento es mucho más fuerte y va mucho más lejos del sencillamente “a esta persona la aborrezco” o “esta situación no la puedo soportar”. A veces se puede sentir culpa, otras no, pero siempre el sentimiento del odio estará con nosotros produciéndonos una intensa sensación de desagrado y malestar.

El odio es un sentimiento negativo, injustificable desde un punto de vista razonable, pero utilizado en ocasiones racionalmente por personas con la intención de incitar, generar y fomentar odio entre ellas. Este deseo de promover odio entre personas o pueblos, se desarrolla para poder manipularlos e inculcarles pensamientos destructivos con la finalidad de modificar la realidad del objeto y poder conseguir los propósitos destructivos deseados. El odio es un sentimiento que se puede dirigir hacia cosas, personas o incluso hacia uno mismo. Los fundamentos del odio son inconscientes, se pueden basar en un objetivo justificado o no y puede originar actos violentos.

El odio es un sentimiento que provoca profunda antipatía, aversión, repulsión y enemistad hacia otra persona, situación o cosa y que genera un sentimiento profundo de destrucción hasta el extremo de matar, mutilar o quitarnos la vida. El odio es una conducta que surge por un conflicto entre el sentido moral y una tendencia inaceptable.

Aunque podemos negar que odiamos, lo hacemos cuando consideramos que existe una amenaza a nuestra integridad. Debido a cuestiones morales muchas veces rechazamos tener este sentimiento, pero el odio lo iremos manifestando por medio de palabras y de comportamientos hasta haber destruido y haber hecho desaparecer la amenaza que nos provoca este odio.

Hay comportamientos como la difamación, la crítica maliciosa o la calumnia que se pueden utilizar contra el odiado sin que estas acciones nos ocasionen ningún perjuicio. Pero hay comportamientos extremadamente destructivos hacia el odiado que nos pueden provocar una pérdida del sentido de la realidad.

El odio es una manifestación de baja autoestima. Cuando odiamos no nos estamos aceptando a nosotros mismos pues el odiado nos está reflejando nuestra debilidad. La persona que odia, a la larga, se llega a odiar a si misma debido a que no puede alcanzar el objeto odiado y a su imposibilidad por olvidarlo.

Para defendernos del odio, ya que se considera moralmente censurable, se utiliza un mecanismo de defensa denominado formación reactiva que consiste en conductas cuyas actitudes son la antítesis de lo que se desea hacia el objeto odiado: no odio al objeto, incluso lo amo.

La seguridad, la autosatisfacción, la independencia emocional, aceptarnos y estar satisfechos con nosotros mismos, aprender y saber vivir nuestra vida según nuestras posibilidades, nos ayudará a mantener un equilibrio emocional satisfactorio privándonos de tener sentimientos de odio.

Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.