Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

3.12.2011

Sentimiento de culpa


El sentimiento de culpa empieza a desarrollarse en la infancia, aparece cuando nos comportamos sin seguir las normas y reglas socioculturales en las que nos educaron y sin convencernos ni estar de cuerdo con ellas las tenemos que seguir para complacer a nuestro entorno más inmediato. La culpa se encuentra en nuestra conciencia, se origina por un hecho pasado que nos inmoviliza el presente, este sentimiento nos proporciona inestabilidad emocional y se desea un castigo para reparar los daños ocasionados y evitar el malestar e inquietud que nos produce. Dependiendo del grado de culpabilidad que se sienta puede producir desde un desasosiego emocional hasta una depresión.

El sentimiento de culpa tiene una función esencial en las relaciones personales, es necesario para crear y mantener una buena convivencia. La culpa puede ser un sentimiento negativo y positivo. Es negativo cuando nos puede dominar el pensamiento y hacer que tengamos conductas erróneas produciéndonos una gran intranquilidad emocional. Es positivo cuando nos ayuda a controlar nuestros impulsos, a diferenciar entre la buena y mala conducta, cuando favorece las relaciones sociales y evita que perjudiquemos a otras personas o a nosotros mismos. La culpabilidad no sólo es capaz de manipular y controlar nuestras acciones y nuestros pensamientos, sino que puede lograr que uno vaya en contra de su voluntad.

La culpa es un sentimiento que se emplea para manipular a los demás, la asociada a la familia se utiliza para mantener la autoridad y el dominio familiar. Hay padres que la aplican creyendo que es beneficioso y apropiado para la educación de sus hijos con la intención de conseguir que se comporten o hagan lo que ellos desean, El niño acepta hacer lo que sus padres han dicho por miedo a perder su cariño, aunque esto represente renunciar a una parte de si mismo.

En ocasiones sentimos culpa por hechos de los que no somos responsables, pero así y todo nos culpamos de algo que no nos corresponde. Este sentimiento puede surgir porque durante la infancia se ha crecido en un ambiente autoritario y se han recibido castigos por causas leves. También puede aparecer por carencia de autoestima valorándonos negativamente. Esta baja autoestima se origina porque se siente una falta de control sobre la propia vida, principalmente cuando se asumen responsabilidades por cosas de las que no se es responsable.

Quién no ha oído o ha dicho a la pareja si me quisieras no harías o habrías hecho tal cosa. No hay frase mejor para hacer sentir culpabilidad a quien va dirigida. Es una forma de castigar a la pareja por no haber hecho lo que esperábamos de ella, como que su comportamiento nos ha defraudado y no nos hemos sentido valorados ni queridos por ella, la tenemos que castigar haciéndola sentir culpable para que cambie la conducta que nos ha hecho infeliz.

La sexualidad también puede producir sentimiento de culpa, está influida por las creencias morales y por la educación que se ha recibido en la infancia. Este sentimiento puede manifestarse por tener fantasías sexuales que creemos que son inmorales, o por tener conductas sexuales que se perciben como moralmente inaceptables y cuyo instinto se debería controlar. La utilización de la culpa en la pareja es muy eficiente para conseguir que uno se adapte a las necesidades del otro.

La culpa es un sentimiento muy destructivo, puede surgir de varias formas: cuando no podemos controlar nuestra conducta, al manipular a los demás, cuando hacemos daño a alguien querido, al comportarnos de forma agresiva y nos cuesta dar cariño, cuando fracasamos y no tenemos el valor de cambiar lo que no nos gusta de nuestra vida, el no tener paciencia con personas que tendríamos que tenerla, cuando nos divertimos y pensamos que no lo tendríamos que hacer y también si tenemos que decir No. Estas son algunas de las muchas conductas que nos conducen a la culpa.

La culpabilidad nos hace vivir mirando hacia el pasado, inmovilizándonos para poder vivir el presente. A través de este sentimiento pensamos que podemos ganar la aprobación y la compasión de los demás, con este auto-castigo podemos sentirnos aliviados del mal comportamiento aunque vivamos angustiados.

Para eliminar el sentimiento de culpa se puede hacer un trabajo de introspección, se han de evitar sentimientos ambivalentes, hay que aceptar la forma de vida que se ha escogido y seguir los propios objetivos sin buscar la aprobación de los demás, se han de resolver los conflictos de forma constructiva. También el saber pedir ayuda y aprender a perdonar a los demás, así como a nosotros mismos son factores que ayudan a superarse y a liberarse del sentimiento destructivo de culpa. Quien siente culpa no se gusta, se descalifica, se tortura y se siente incapaz de tomar las riendas de su vida.

Georgina Bermejo

3 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.