Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

6.09.2011

Psicoterapia y Música


Desde las civilizaciones antiguas la música ha influido en el hombre y ha estado unida a la terapia, estableciendo cada cultura su forma de aplicación según la época y costumbres de cada pueblo, pero no es hasta la primera mitad del siglo XX cuando en Francia e Inglaterra se inician las primeras investigaciones de carácter científico, quedando demostrado posteriormente su poder terapéutico.

La música actúa sobre el sistema nervioso central y no todas las personas reaccionan del mismo modo con una determinada música. El contexto sociocultural de cada uno determinará sus preferencias e identificación. Para percibir emocionalmente la música, no es necesario que sea familiar ni que se conozca. La música estimula y desarrolla en las personas respuestas de tipo fisiológico, psicológico y espiritual.

En el ámbito de la medicina la acción de la música es muy amplia, se puede utilizar desde patologías como falta de concentración, cefaleas, estrés, déficit en autoestima, hasta problemas emocionales como ansiedad, miedos, afecciones psicosomáticas, depresión o drogadicción. La música, cuando se utiliza en terapias analíticas, ayuda al paciente a descubrir sus conflictos emocionales reprimidos sin causarle dolor.

El cerebro procesa los estímulos externos que le llegan a través de los sentidos y los cataloga en agradables o desagradables. Cuando son desagradables y afectan emocionalmente en exceso, el individuo los reprime en el inconsciente para evitar el dolor emocional que le ocasionarían. Estos sentimientos reprimidos, cuando se encuentran con otros sentimientos o situaciones molestas, van a volver al campo consciente en forma de síntoma. La represión es una defensa que se utiliza inconscientemente ante todo aquello que nos es nocivo.

Con la música adecuada, en terapias analíticas, se puede explorar el universo afectivo y emocional del individuo al mismo tiempo que se modifican comportamientos y se crece emocionalmente, ya que a través de ella se tiene un acceso más directo y rápido al inconsciente que con cualquier otro tipo de terapia verbal. De esta manera, se estimula por medio de la música la aparición en el campo consciente de los conflictos emocionales reprimidos a través de asociaciones simbólicas, recuerdos, fantasías y vivencias.

La música posee la capacidad de sugerir imágenes, provocar, expresar y sublimar estados emocionales. Con la música apropiada el paciente va descubriendo su inconsciente y puede expresar sin angustia los sentimientos reprimidos que son interpretados por el psicoterapeuta, también aprende a controlar sus emociones, a comprender las motivaciones de su comportamiento y a entender que puede ser él quien gobierne su vida.

Las terapias analíticas conceden un papel básico y fundamental a la palabra. Hay personas que muchas veces se quedan bloqueadas en terapia por sus resistencias y miedos y no pueden expresar verbalmente sentimientos con gran carga emocional. El paciente debido al miedo y al daño que le ocasionaría encontrarse con sus sentimientos reprimidos, evita hacerlos conscientes utilizando inconscientemente las resistencias. Las resistencias tienen su origen en la misma fuerza que origina y alimenta el conflicto emocional. Las resistencias son defensas ante el avance de la terapia, ante el progreso de conocerse y contra la curación.

La música en psicoterapia se utiliza para evitar las resistencias, esta actúa sobre el paciente de un modo directo y efectivo, sus defensas y tensiones bajan aflorando el inconsciente con más espontaneidad al no sentirse personalmente aludido, circunstancia que a través del diálogo oral es muy difícil. También el carácter afectivo de la música facilita la intercomunicación entre paciente y psicoanalista.

La terapia musical tiene la finalidad de restaurar, mantener y acrecentar la salud tanto física como mental de las personas. En toda terapia musical, para que sea efectiva, se ha de establecer un vínculo afectivo entre paciente, terapeuta y música. Para que exista esta relación directa los sonidos han de reconocerse. Debido a que la utilización de la música en psicoterapia evita el dolor cuando se entra en contacto con los sentimientos reprimidos, las resistencias que obstaculizan la curación desminuyen y la terapia es de duración más breve.

Por los beneficios curativos que posee la música, no quisiera finalizar este artículo sin animaros a que escuchéis música y cantéis siempre que os sea posible y, en especial, cuando estéis en estados anímicos negativos. Un buen momento para comprobar su eficacia terapéutica, sería cuando estéis de mal humor, estresados, inquietos o hayáis tenido un mal día. Cuando os encontréis en estos estados, escuchad una música tranquila, armónica, que os guste y que os ayude a recordar acontecimientos agradables. Estos recuerdos los tendrías que visualizar y revivirlos de nuevo utilizando los máximos sentidos, de esta manera se maximizan los efectos terapéuticos. Ya veréis como poco a poco irá cambiando vuestro estado anímico y recuperaréis el buen humor.



Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.