Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

12.07.2011

EJERCICIOS PARA CREAR BIENESTAR (l)

Con el ritmo de vida tan acelerado e incluso a veces estresante que se lleva actualmente, hay momentos en los que necesitamos recuperar energía, no sólo para poder seguir con nuestras obligaciones o compromisos, sino para poder vivir el día a día más satisfactoriamente.

Muchas veces, aunque se quiera disminuir la actividad es muy difícil de conseguirlo, porque no siempre depende de nosotros mismos poder cambiar el ritmo de vida que llevamos. En el trabajo, por ejemplo, en algunos momentos se depende de otras personas y si su forma de hacer es acelerada nos la contagiará y nos puede incomodar. Cuando estamos en casa, si pensamos que no podemos hacer todo lo que nos habíamos propuesto, lo realizamos de forma acelerada y estresante porque creemos que de esta manera conseguiremos terminar lo que nos habíamos propuesto, y puede que sí que lo terminemos, pero lo conseguiremos habiéndonos proporcionado inquietud, nerviosismo y sobre todo mal humor que nos acompañará el resto del día, impidiéndonos darnos cuenta y disfrutar de lo que nos puede dar de satisfactorio aquellas horas o momentos antes de finalizar el día.

Este estado negativo de intranquilidad, nerviosismo o estrés, se puede cambiar haciendo unos ejercicios que nos proporcionaran bienestar y serenidad. Son ejercicios fáciles de realizar y que nos serán muy útiles para hacer en aquellos momentos críticos del día que nos impiden realizarnos plenamente.


Ejercicios-Se cierran lo ojos, se hacen 3 respiraciones lentas y piensa en el lugar o en la situación que más te ha gustado en tu vida y la visualizas. Una vez la has visualizado recréate en ella con los máximos sentidos. Si se ha visualizado, por ejemplo, un paisaje se ha de sentir los olores, se han de ver los colores, etc. Para finalizar se hacen 3 respiraciones.

-Se cierran lo ojos, se hacen 3 respiraciones y piensa en un suceso real que te ha dado éxito. Lo visualizas. Te recreas en la visualización sintiendo el mismo sentimiento que percibiste entonces. Has de sentir la energía, el aspecto fuerte y seguro que tenías, la manera de hablar, de moverte, etc. Para finalizar se hacen 3 respiraciones.

-Cerrar los ojos, hacer 3 respiraciones profundas, piensa en la situación de tu vida en la que estuviste más relajado. Escríbela en un papel, léela. Vuelve ha cerrar los ojos y revívela con los máximos de los sentidos que puedas (olfato, gusto, tacto, vista, oído). También puedes pensar en imágenes sencillas que identifiques como tranquilizadoras. Esto te facilitará un cambio en las propias sensaciones.

-Adoptar una posición cómoda con la espalda recta, cerrar los ojos y observar la respiración tal y cómo es. Al espirar pronunciar mentalmente una palabra escogida previamente que os proporcione calma, como: amor, paz, tranquilidad, bienestar… Céntrate en la palabra escogida y si te vienen pensamientos déjalos pasar sin darles importancia.

-Se cierran los ojos, se hacen 3 respiraciones y te has de imaginar cómo te gustaría ser en una pantalla de TV o de cine y actuar.

-Tápate la cara con las manos, desde la barbilla hasta los ojos y aprieta y afloja varias veces.

-En una posición cómoda suspira profundamente emitiendo un sonido de alivio como un bostezo, suspiro, sollozo…

-Escribe situaciones agradables para leerlas cuando necesites calma.

Todos estos ejercicios se han de realizar en un lugar sin ruidos y en una posición cómoda.

Estos ejercicios os darán fuerza y os ayudarán en aquellos momentos que estéis agobiados. También se pueden hacer siempre que queráis crearos un ambiente de bienestar. Si vosotros estáis relajados, vuestro comportamiento será sosegado y tranquilo y esta conducta se reflejará en los demás y, poco a poco, la irán imitando, consiguiendo que vuestro entorno más inmediato sea más tranquilo, paciente y comprensivo.


Georgina Bermejo