Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

7.02.2012

PENSAMIENTOS ERRONEOS (I)

Nunca pensamos que nos pueden pasar adversidades y creemos que todos los aspectos de la vida los tenemos controlados. Nos gustaría que nuestra realidad fuese como nos la hemos imaginado, sin contrariedades, perfecta y alegre, pero la vida no es así y si no estamos preparados para afrontar cualquier incidente, nos provocará miedo paralizándonos emocionalmente. El suponer que siempre hemos de estar bien nos inducirá a no admitir y a exagerar los contratiempos que nos vayamos encontrando a lo largo de nuestra vida,  angustiándonos y estresándonos, provocándonos alteraciones emocionales e impidiendo que seamos resolutivos. Cuando se pueden entender y aceptar  las contrariedades, porque forman parte de la vida, no nos causarán temores y podremos tener la mente más abierta para encontrar soluciones.

Según nos encontramos emocionalmente favorecemos estados de preocupación desmesurados, angustiándonos y malgastando momentos de nuestra vida con problemas que muchas veces se podrían prevenir o, si se tienen, no padecerlos de forma exagerada. Para impedir estos periodos  ansiosos, tendríamos que tomar conciencia que a lo largo de nuestra vida nos podemos encontrar tanto con hechos agradables como con adversidades,  pero debido al  miedo y al malestar que nos produce el sólo hecho de pensar durante unos segundos que nos puede pasar algún contratiempo, hace que lo obviemos automáticamente utilizando el mecanismo de defensa de negación. Este mecanismo de defensa consiste en negar todo aquello que nos podría o nos produce dolor haciendo que no se viva la realidad. Cuanto más neguemos o nos concentremos en la adversidad que nos ha sucedido, más nos impedirá ver nuestro alrededor y gozar según nuestras posibilidades. Tendríamos que ser valientes y positivos para pensar que no vale la pena escondernos y que todo se puede solucionar de una forma o de otra.

Muchas veces huimos de la realidad debido a que emocionalmente no somos fuertes valorándonos negativamente. La baja autoestima:

-Nos hace creer que hay dificultades donde no las hay.
-Nos maximiza  problemas.
-Nos impide comunicarnos.
-Nos puede paralizar y hacer que no nos aceptemos tal como somos.
-Nos hace dependientes de los demás e inflexible a otras opiniones y situaciones.

La baja autoestima es debida a que se intensifican, en relación a las personas que consideramos importantes y admiramos, características o capacidades que no tienen la importancia que les damos. Cuando se hacen este tipo de valoraciones siempre se estará pendiente de cómo nos evalúan, si nos valoran positivamente estaremos bien con nosotros mismos si, por el contrario, nos valoran mal nos sentiremos emocionalmente heridos.

Deberíamos aprender a aceptarnos tal como somos, con nuestras aciertos y fracasos, de esta manera no tendríamos la necesidad de estar evaluándonos constantemente ni de hacer ningún tipo de comparaciones con otras personas, impidiéndonos disfrutar del día a día. Cuando se es fuerte emocionalmente:

-Se vive libremente.
-Se comprende a los demás y se es más tolerante.
-Se cambia de opinión sin temores.
-No se exige a nadie cosas que no nos pueden dar y se acepta a cada uno como es.
-No nos vemos inferiores y no queremos ser superiores a los demás.
-No se tiene la necesidad de demostrar nada a nadie y se puede disfrutar la vida sin ser dependientes de las valoraciones ni de los afectos que nos pueden dar.
-No tenemos la necesidad de buscar la aprobación de los demás ni de hacer ningún esfuerzo para que nos acepten, ya que comprendemos que no tenemos que gustar a todos los que nos rodean.

El pensar que sólo nos querrán y que interesaremos a los demás cuanto más nos valoren es una demostración de inmadurez emocional. Tenemos que hacer un esfuerzo para crecer emocionalmente y abandonar estos pensamientos erróneos, porque cuanto más empeño y esfuerzo pongamos en gustar a los demás, más infelices seremos. Cuando se vive según las directrices de los que nos rodean, debido a nuestros miedos y dependencias, se tienen comportamientos erróneos aceptándolos como buenos. Preferimos renunciar a nuestra propia vida por miedo a los cambios, a hacer un esfuerzo para conocernos mejor y evitar ser dependientes emocionalmente.

Georgina Bermejo