Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

11.06.2012

EMANCIPACIÓN

En la niñez todos somos dependientes de nuestros cuidadores, mientras vamos creciendo y educándonos esta dependencia va desapareciendo y el miedo al abandono y a la incapacidad de valernos por nosotros mismos, que de niños nos hacía dependientes, desaparece volviéndonos más libres.
A medida que el niño va creciendo se hace más independiente y va aprendiendo a desarrollar y expresar sus propios pensamientos sin los obstáculos que lo limitaban, originando un crecimiento de su propia personalidad individual, pero el niño también pierde la seguridad y confianza que le creaba su sometimiento, dependerá de como se vaya desarrollando su emancipación para que se convierta en adulto dependiente o por el contrario, tenga un buen desarrollo emocional logrando su plena autonomía como individuo.
Hay personas adultas que aun habiendo tenido el deseo de ser autónomas emocionalmente les ha sido imposible conseguirlo, ya sea por causas externas como  el sometimiento a la autoridad familiar y al entorno social o, por causas internas como el miedo a expresarse que les provoca su  conciencia  por todo lo que se ha interiorizado, vivido y reprimido (que se aleja de la conciencia pero no lo anula) desde la edad más temprana, impidiéndoles manifestarse libremente.  Cuando se ha crecido en un ambiente familiar lleno de hipocresía, temores y prejuicios donde  los niños se  percatan que la realidad de algunos hechos y comentarios internos familiares no concuerdan, muchas veces, con los comportamientos que se manifiestan exteriormente, les origina inseguridad y miedo a expresarse. En este ambiente lleno de perplejidad, confuso y dañino emocionalmente, el niño va creciendo sin poder desarrollar su propia personalidad y pierde su integridad como individuo.
En la vida diaria la gente piensa que elige sus comportamientos, la mayoría está convencida de que mientras no se la obligue a hacer algo por la fuerza, sus decisiones le pertenecen y que si hace o quiere algo, realmente es ella quien lo decide, pero muchas veces no es así porque en realidad sigue una presión interna que, sin ser consciente, se impone, o una coacción externa que la condiciona a desear aquello que le dictan los demás.
Cuando se renuncia a la individualidad se adopta por completo el tipo de personalidad que le proporcionan las pautas culturales y familiares  de su entorno, se transforma en un ser sin comportamientos propios, siempre actúa como esperan de él los demás para no decepcionarlos y para que le quieran, de esta manera evita las obsesiones por sus dudas, el sentirse solo y el malestar  que le provocaría una crítica por sus actos. Con esta renuncia a su individualismo, se ve obligado a buscar incesantemente su identidad en el reconocimiento y la aprobación por parte de los más allegados, puesto que él no sabe quien es, si los otros lo aceptan cuando cumple con las expectativas que le imponen, él se siente reafirmado como individuo y ya no tiene porqué vivir angustiado, pero el precio que paga por su dependencia es la pérdida de su personalidad.
Cuando se es consciente que se está viviendo como desean los demás y no según nuestros deseos, lograr el cambio hacia la independencia puede ser arduo, porque conlleva un alejamiento emocional por parte de los que te rodean debido a que ya no cumples con sus expectativas. El individuo dependiente está atrapado emocionalmente, piensa que las personas que organizan su vida lo hacen porque lo quieren y muchas veces prefiere renunciar a las propias convicciones e ideas para evitar enfrentamientos, desprotección y aislamiento que conllevaría ser el protagonista de sus actos.
Cuando se es dependiente, si no se cumple con las perspectivas y deseos de los que nos rodean, se tiene remordimientos y malestar emocional. En estos casos, el dependiente piensa que es un desagradecido y mala persona por no reconocer y agradecer todo lo que están haciendo los demás por él para cuidarlo, protegerlo y organizar y hacer su historia.
Las personas dependientes pocas veces son conscientes que lo son y cuando intuyen o piensan que no actúan realmente como ellas quieren, el solo hecho de imaginar que han de guiar su vida y afrontarse a los demás, les proporciona tal angustia y dolor que reprimen cualquier pensamiento para lograr su autonomía, prefieren vivir esclavos impulsados por el miedo al abandono y por las amenazas, aún más directas, en contra de su vida, libertad y conveniencia.
La independencia se alcanza con la realización de nuestras potencialidades y por la capacidad y conocimientos adquiridos para vivir activa y espontáneamente.

Georgina Bermejo

2 comentarios:

  1. Me agrado esta publicacion. Tengo 23 años y estoy en busca de mi emancipación, quiero independizarme de los padres, pero si, se tiene que lidiar con los prejuicios de mi familia. Mi familia es muy unida y conservadora, considera que los hijos se van de casa de los padres hasta el matrimonio. A mi me parece esclavizante, yo anhelo mi autonomía y sentirme auto suficiente, yo quiero buscar mi individualidad... pero si, se requiere la independencia emocional de tus allegados, para que no te limiten sus prejuicios. Voy en camino!!

    ResponderEliminar
  2. Lograr ser independiente emocional es una tarea bastante difícil cuando se vive con una familia como la que me describes. Sigue adelante en busca de tu emancipación aunque tu familia te haga sentir culpable por no hacer lo que ellos desean.

    Georgina Bermejo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.