Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

11.06.2013

BENEFICIOS DE LA RELAJACION


Hacer relajación ayuda a disminuir tensiones musculares, se recupera energía, proporciona tranquilidad y disminuye la irritabilidad. También cuando se realiza antes de acostarse tiene efectos  beneficiosos para conciliar el sueño.

Si practicáramos la relajación regularmente nos ayudaría a evitar el estrés al que estamos sometidos diariamente y que muchas veces no somos conscientes de ello. Si nos detuviéramos a pensar en nuestros comportamientos, nos daríamos cuenta que están basados en la excitación y el nerviosismo; el estrés está tan integrado en muchas de nuestras conductas que nos pasa inadvertido. Cuando estamos relajados nuestra tranquilidad queda reflejada en los que nos rodean, logrando un entorno más sosegado y viviendo en un ambiente de bienestar y serenidad.

Los ejercicios de relajación, sino se está habituado a realizarlos, pueden parecer complicados pero después de hacerlos unas pocas veces esta dificultad inicial desaparece. Cuanto más se practican se va tomando más conciencia del cuerpo y de la mente logrando los máximos beneficios de bienestar físico y psíquico.


Ejercicios de relajación por medio de la respiración

- Elegimos un ambiente tranquilo y sin ruidos. Nos tumbamos con las rodillas dobladas, los pies ligeramente separados y la columna vertebral recta. Nos ponemos una mano sobre el abdomen y la otra sobre el tórax. En esta posición tomamos aire por la nariz hinchando el abdomen. Notaremos como el abdomen sube y la mano del tórax se queda quieta. Se expulsa el aire dejando un pequeño espacio entre los labios haciendo un sonido suave.

- Elegir un lugar sin ruidos. Adoptar una posición cómoda con la espalda recta. Observar la respiración tal y como es. Contar del 1 al 10 acompañando la inspiración y la espiración. Las respiraciones deben ser cómodas, fáciles y suaves, por lo tanto nos adaptaremos a ellas al contar. Si nos perdemos con pensamientos vagos volveremos a empezar. Finalmente haremos tres respiraciones sin contar y poco a poco nos incorporaremos.

Ejercicios para relajar una musculatura específica

- Este ejercicio se puede hacer sentado o tumbado. Se tensan con fuerza unos segundos el grupo de músculos o músculo que queramos relajar (manos, brazos, piernas…) para aflojarlos seguidamente. Con este ejercicio se toma conciencia de la musculatura que está tensa pudiéndola relajar fácilmente. 

- Para relajar los músculos de la mandíbula se aprieta unos segundos con la lengua el paladar detrás de los incisivos.

- Para relajar la frente frunciremos el ceño, se arruga la frente y cejas hasta poner cara de preocupación y enfado, finalmente  se arquean las cejas.

Ejercicios para dormir bien

-Tumbados en la cama, nos relajamos haciendo unas respiraciones subiendo el abdomen al inspirar y bajándolo al espirar, al finalizar las respiraciones tomamos conciencia de nuestro cuerpo. Seguidamente pensamos en un hecho pasado positivo y agradable que hayamos vivido y sentimos la sensación de bienestar como si nos sucediera en esos momentos. Este ejercicio se realizará antes de ir a dormir.

-En una posición cómoda haremos respiraciones subiendo y bajando el abdomen visualizando todas las partes del cuerpo que se van relajando. Cuando notemos que ya estamos relajados, nos vamos a imaginar en una pantalla la forma como dormiremos.  Imaginaremos que dormimos en nuestra cama con facilidad, tranquilidad y en profundidad. También podríamos fantasear con los sueños que podemos tener, para finalizar imaginándonos que nos despertamos muy descansados y preparados para empezar el día. En estos momentos hemos de observar  que continuamos respirando por el abdomen y notaremos que en cada respiración estamos más relajados y tranquilos. Cuando hayamos tomado conciencia de nuestro estado físico y mental, ya podemos ir saliendo del estado de relajación moviendo los dedos del pie, de las manos, del cuerpo, etc.

Todos los ejercicios se han de realizar sin prisas y hemos de estar convencidos que estos momentos nos los vamos a dedicar a nosotros. Se tendría que empezar la sesión de relajación cuando estemos seguros de que la podremos finalizar sin ninguna interrupción, el nerviosismo y la inquietud que genera el no tener esta seguridad  no nos permitiría beneficiarnos de todos sus efectos terapéuticos.



Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.