Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

2.03.2014

PENSAMIENTOS NEGATIVOS


¿Cuántas veces al día nos dejamos llevar por la negatividad y el pesimismo? Nos es más cómodo ver las cosas en negativo que en positivo aún sabiendo, que  estos pensamientos son nocivos para la salud tanto psíquica como físicamente.

Las emociones son contagiosas y si nos rodeamos de personas negativas, si somos exageradamente ambiciosos, si estamos pendientes de nuestras propias críticas o de las que nos hacen los demás, nos imponemos limitaciones por miedo, etc. nos será muy difícil cambiar  del estado negativo al positivo, porque dejaremos que nos invadan pensamientos destructivos sintiéndonos desdichados, inferiores a los demás y nos paralizaremos ante cualquier propósito que nos propongamos; esto es debido a que la mente la hemos enfocado principalmente en ver lo dañino. Se ha de enseñar al cerebro a enfocar lo positivo, que seguro que tenemos muchas más cosas positivas de las que nos imaginamos.

A través de los pensamientos conseguimos controlar las emociones. El sentirnos bien o mal es algo que nos provocamos nosotros mismos al estimular y permitir que nos surjan tanto pensamientos constructivos como  destructivos. Hemos de asumir la responsabilidad de nuestros pensamientos y emociones, ya que tenemos el poder de controlarlos y cambiarlos. De la misma manera que podemos decidir pensar, sentir o hacer cualquier cosa, podemos también negarnos ha hacerla.

Realizando diariamente un pequeño esfuerzo podremos cambiar pensamientos nocivos  que nos impiden vivir satisfactoriamente y que muchas veces pensamos que nos los ocasionan los demás, pero no es así,  hemos de ser conscientes que si fuéramos emocionalmente fuertes y maduros, nadie nos podría alterar nuestro estado anímico, seríamos nosotros mismos quienes delante de una determinada situación, sabríamos canalizarla surgiéndonos la emoción adecuada para ella. Potenciando los pensamientos positivos minimizaremos las situaciones perjudiciales que nos ocasionan malestar tanto psíquico como físico, pudiendo lograr una mayor estabilidad emocional. 

Para modificar los pensamientos de negativos en positivos, primero tendríamos que tomar conciencia de las emociones negativas y de todo aquello que nos desgasta emocionalmente. Una vez hemos tomado conciencia de lo que nos es perjudicial, para huir de los pensamientos nocivos y desarrollar los positivos, haciendo de manera constante el siguiente ejercicio lo podremos conseguir.

Ejercicio:
Empezaremos poniéndonos en una posición cómoda, cerraremos los ojos  y haremos 3 respiraciones abdominales. Seguidamente pensaremos en el acontecimiento desagradable que nos ha perturbado anímicamente, para reflexionar de la siguiente manera:

1º Reflexionaremos preguntándonos porqué este hecho lo hemos vivido tan negativamente.

2º Pensaremos en las creencias irracionales que hemos utilizado para que este hecho nos provoque  malestar emocional.

3º Volveremos a imaginar el hecho, pero ahora razonando para cambiar los pensamientos negativos en positivos. Pensaremos posibles actitudes y soluciones que hubiéramos podido tener para evitarnos el dolor emocional que nos ha causado.

4º Terminaremos haciendo 3 respiraciones y finalmente abriremos los ojos.

Ejemplo:

a) Nos hemos discutido con un compañero y nos sentimos mal.

b) Nos pondremos cómodos, haremos 3 respiraciones y cerraremos los ojos.

c) Pensaremos el porqué de esta inquietud ante el suceso. La respuesta acostumbra a ser: No lo sé, es que le tengo tanta rabia que no puedo con él.

d) Buscaremos las creencias irracionales que hemos tenido para sentirnos mal. Estas creencias pueden ser:
-He actuado de esta manera porque a este compañero le tengo rabia.
-Ante  este hecho sólo podía reaccionar de esta manera y de ninguna otra.
-Me es imposible cambiar de actitud hacia esta persona, porque me dominan los impulsos de rabia hacia ella…

e) Tomamos conciencia de que estas creencias son negativas, dañinas y paralizantes: si pienso y actúo llevado por la rabia me sentiré mal, me costará centrarme en otras cosas, mis pensamientos estarán pendientes de la otra persona, me manifestaré de acuerdo a la rabia que le tengo y no como yo soy.
 
f) Volveremos a imaginar el suceso y ahora pensaremos en posibles creencias que hubiéramos podido tener para evitarnos el malestar como:
-Sería mejor que este compañero fuera de otra manera, pero como no depende de mí que lo sea, no me va a afectar su forma de ser.
-Sería preferible no trabajar con él, pero como esto no es posible no me va a suceder nada porque no paso todo mi tiempo con él.
-Me hubiera gustado que hubiéramos sido amigos, pero no me voy a morir  por no serlo, conozco a otras personas muy interesantes.

g) Haremos 3 respiraciones y abriremos los ojos.  

Los pensamientos como: esto que me ha pasado es horroroso, siento lástima de mi mismo, no me valoran, no lo puedo soportar, todo el mundo me mirará mal si hago o no hago esto..., son pensamientos nocivos que se han de cambiar por pensamientos como: lo que me ha pasado sería mejor que no hubiera sido de esta manera, dejaré de quejarme y buscaré estrategias para no sentirme mal, no debo pensar con rabia pues cuando pienso de esta forma obstaculizo cualquier pensamiento positivo impidiéndome ser feliz.

Hay personas que prefieren vivir mal emocionalmente debido a su incapacidad para realizar cualquier cambio hacia el crecimiento emocional y porque sacan provecho de  situaciones en donde quedan de manifiesto sus miedos e inseguridades, piensan que los demás al verlas tan indefensas las ayudarán y no las van a abandonar jamás, también porque de esta manera, el esfuerzo para lograr una buena convivencia lo han de hacer los demás. Estas creencias son falsas, son justificaciones y excusas para evitar el esfuerzo que conlleva hacer cualquier cambio a nivel personal. Cuando se piensa negativamente es porque nos hemos dejado llevar por pensamientos que nos empequeñecen.

Hemos de asumir la responsabilidad de nuestros pensamientos y emociones, y alejarnos de justificaciones que nos impiden realizar cualquier transformación para ser independientes y mejorar nuestra vida emocional, se trata de ser valientes y hacer un esfuerzo para cambiar, aunque al principio nos cueste un poco. Cuando se tienen pensamientos positivos, anímicamente nos encontramos con mucha energía y valor, nos aumenta la autoestima y nos ayuda a conseguir todo aquello que nos vayamos proponiendo.



Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.