Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

7.03.2014

EMOCIONES Y TENSIONES MUSCULARES

Las emociones al ser estados afectivos indican aspectos internos personales, poseen unos mecanismos conductuales individuales que son la manera en que se muestran externamente. Las emociones influyen directamente en nuestro estado  anímico conduciéndonos a conductas y a momentos positivos o negativos. Cuando la reacción emocional no se corresponde con la situación conductual se producen tensiones musculares.

Las emociones nos influyen a actuar de una forma determinada, pueden surgir en nuestra conciencia de forma espontánea e inesperada lo queramos o no y también, nos pueden provocar bloqueos musculares y cambios fisiológicos como: aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, respiración agitada y tensiones musculares entre otros.

Las respuestas emocionales son innatas o pueden adquirirse. Cada persona reacciona emocionalmente de forma particular, dependerá del ambiente familiar donde creció, del aprendizaje, de sus experiencias anteriores y del carácter que reaccione de una forma u otra. Las emociones son beneficiosas en nuestra vida y de gran utilidad ya que nos ayudan a interactuar con los demás, a tomar decisiones, a saber desenvolvernos en nuestros quehaceres diarios pero también, pueden ser perjudiciales cuando no se producen ni en el momento oportuno ni con la intensidad apropiada.

Cuando nos comunicamos con los demás utilizamos tanto el lenguaje verbal como el corporal para expresar nuestros pensamientos y emociones. El lenguaje no verbal nos ayuda a enfatizar nuestro discurso y también, a expresar y a comunicar nuestros pensamientos y emociones cuando nos es difícil manifestarlos con palabras. El lenguaje no verbal influye a la persona con la que nos estamos relacionando pudiendo alterar su conducta si se identifica con nuestros sentimientos. Cuando hay algo que nos inquieta, cuando reprimimos nuestras emociones o, por las circunstancias que sean no podemos comunicar nuestros sentimientos o nos sentimos incómodos al expresarlos, bloqueamos sin querer parte de la musculatura del cuerpo provocándonos tensiones musculares.

Las tensiones musculares se pueden estimular inconscientemente porque se manifiestan cuando hay algo que nos aflige y nos provoca inquietud y desasosiego. Cuando se produce un estado emocional intenso, se observa una alteración de las formas de expresión psicomotora. La actitud postural puede considerarse como una respuesta total del organismo que representa el equilibrio entre, las tensiones vegetativas y las exigencias del medio ambiente.

Las personas con inmadurez emocional, para evitarse el malestar tanto físico como psíquico que les produce este estado de inmadurez, optan por alejarse afectivamente de los demás escondiéndose detrás de una coraza o escudo invisible. Esta protección la utilizan inconscientemente como un mecanismo de defensa para protegerse de los peligros internos y externos que les puedan dañar psíquicamente. Son personas que no pueden permitirse salir de la coraza protectora, ya que de lo contrario aparecería el malestar emocional o angustia que se escondía detrás de ella dificultando y obstaculizando la comunicación con los demás. Vivir envueltos de una coraza provoca somatizaciones como tensiones y dolores musculares, problemas gastrointestinales, fatiga, déficit sensorial o motor, etc. 
Las somatizaciones se basan en la presencia de trastornos físicos que sólo tienen explicación terapéutica dentro del ámbito de la psicología. La somatización ocurre cuando se transforma inconscientemente un conflicto psicológico en un síntoma corporal, produciendo éste un deterioro en la calidad de vida de la persona que lo padece. Esta alteración funcional del cuerpo, por mucho malestar que ocasione, habrá servido para ocultar el doloroso conflicto emocional que no se supo o pudo resolver en su día y para evitar el  dolor emocional que origina, se pasa al inconsciente en forma de síntoma.

Cuando los acontecimientos externos nos desbordan y bloquean, cuando nos sentimos mal emocionalmente o, cuando somos propensos a tensar la musculatura ante situaciones estresantes, sería conveniente para aliviar la sintomatología:

- Hacer periódicamente ejercicio físico.

- Realizar en los momentos de intensidad más activa o problemática en el quehacer diario respiraciones profundas, siendo conscientes de todo el recorrido que hace el aire al inspirar y espirar.

- Suspirar profundamente y también,

- Antes de acostarse hacer ejercicios de relajación para desbloquear la musculatura y lograr un buen descanso y sueño reparador, factor muy importante para despertarnos con la energía suficiente para empezar un nuevo día.


Georgina Bermejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.