Blog dedicado a la Psicoterapia, al Crecimiento Personal y a la Musicoterapia.

La Psicoterapia es la aplicación de técnicas psicológicas con la finalidad de ayudar a las personas a modificar estructuras y patrones de comportamientos no deseados, a conocerse mejor y a descubrir y resolver sus conflictos emocionales. Indicaciones de la Psicoterapia: Estrés, ansiedad, inseguridad, inmadurez, problemas con los hijos, baja autoestima, obsesiones, miedos, malhumor, depresión, estados de tristeza, y problemas de pareja.

La Psicomusicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza diversos tipos de música para influir en el ser humano tanto física como psíquicamente. Es muy efectiva en tratamientos de relajación, estrés, insomnio y baja autoestima.

9.02.2015

COQUETEAR

Coquetear se puede confundir con el acto seductor pero ambos comportamientos tienen intenciones distintas. El propósito principal de la coquetería es la búsqueda de interacción social  en demanda de una posible pareja sexual o de diversión, también hay casos en que se utiliza como una forma de insinuar a la otra persona que se desea un vínculo romántico o una relación más profunda. La seducción, en cambio, va dirigida principalmente para inducir y persuadir a los demás con la finalidad de modificar su opinión, su comportamiento o, hacerle adoptar unas determinadas conductas según los intereses de quien seduce. La coquetería suele estar relacionada en las mujeres, aunque también la practican los hombres denominándose en este caso galantería.  

La persona coqueta utiliza estrategias para llamar la atención como aumentar la frecuencia de encuentros,  compartir ambientes y opiniones, y también se potencia el atractivo físico propio teniendo en cuenta los gustos de la otra persona. Para mostrar estas intenciones se utiliza una comunicación verbal un tanto ambigua y lúdica, lenguaje corporal, similitud de opiniones, gustos, actitudes,  se exponen particularidades sociales deseables como simpatía, cordialidad y prestigio; también habrá contacto físico corto y ocasional que puede provenir de un solo lado o puede ser recíproco.

Con el acto de la coquetería se sugiere una mayor intimidad de la que generalmente se considera apropiada a una relación, sin realmente decir o hacer cualquier cosa que vulnere las normas sociales. Una forma de lograr esta expectativa es comunicarse con ironía o utilizar frases de doble sentido, se efectúan revelaciones personales de forma paulatinamente creciente tanto en frecuencia como en profundidad. Si a quien va dirigido el acto de coquetería no  quiere o no lo sabe interpretar, quien lo practica, socialmente no se siente rechazado debido a que no ha expuesto su intención directamente y, de esta manera, al no verse correspondido irá renunciando gradualmente a esta conducta frívola.

Antes de iniciar el acto de coquetería se mesuran las posibilidades de éxito que se pueda tener,  se reflexiona sobre la reciprocidad de la atracción y la confianza en las propias habilidades coquetas, si se cree que hay posibilidades de éxito empezarán las insinuaciones  si, por el contrario, se cree que las probabilidades son muy pocas o inexistentes, lo más previsible es que se desista en el intento para no padecer decepciones, así como una posible desaprobación social.

Hay personas que dirigen el acto de coquetería a alguien con quien verdaderamente no  quieren tener ninguna relación ni contacto, pero lo utilizan para provocar celos a otra persona que sí les interesa verdaderamente. Con este comportamiento creen que hay la posibilidad que se fijen en ellos y  valoren su atractivo y cualidades personales.

En el acto de la coquetería  hay una serie de reacciones químicas corporales cuyos efectos físicos son:

- La ruborización, que es una de las respuestas físicas más comunes.
- La sudoración en las manos.
- Sensación de debilidad y
- Alguna respuesta de excitación sexual.

El lenguaje de la  coquetería consiste en gestos estilizados, lenguaje verbal y corporal como: 
- Contacto visual prolongado, guiños y parpadeos.
- Contactos físicos ocasionales y cortos.
- Arreglarse el cabello y la ropa.
- Balancear las caderas, cruzar y exhibir las piernas cuando se trata de mujeres.
- Sonrisas y gestos sugestivos.
- Mostrar una actitud comprensiva, sensible y delicada.
-  Ser buen conversador y tener buen humor.
- Vestirse de forma atractiva para reclamar la atención.
- Envío de regalos, notas o poemas.
- Halagar moderadamente.
- Imitar el comportamiento de la otra persona.


Georgina Bermejo

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.